cabecera parlamentodetabarnia

Poco a poco seguimos viendo las concesiones de pedro Sánchez al independentismo, a las obligadas por ley y debido al fin del Artículo 155, ahora vienen las consensuadas con los grupos independentistas para que avalasen la moción de censura al gobierno del PP.

 

Aparte del dialogo con las fuerzas independentistas, destacan el acercamiento de los políticos presos, por incumplir las legalidades constitucionalistas, a prisiones catalanas, respetar el origen contextual de parte de aquellos 14 artículos del Estatut de autonomía, que los magistrados del Tribunal Constitucional recortaron y de los otros 27 que sometieron a interpretación.

 

Otro hecho destacable es el hecho de que Sánchez diga qué: “A Cataluña hay que reconocerla como una nación”, saltándose la constitución o desconociendo que en dicha sentencia sobre el estatut, se mantiene el término nación en el preámbulo dejando claro que éste no tiene ninguna validez jurídica y señalando reiterativamente la "indisoluble unidad de la nación española, consagrada en la Constitución", es un paso más a nuestro precio de venta al independentismo.

 

Aquel fallo que supuso un duro varapalo para las pretensiones de los independentistas de declarar "preferente" la lengua catalana, de tener la totalidad de las competencias fiscales y el tener un Poder Judicial autónomo, impidió que Cataluña tuviese una fuerza jurídica solvente para declarar la independencia, hoy aquella resolución juridica se queda en aguas de borrajas, y viendo como piensa el actual president el Sr. Torra al independentismo le da para declarar una nueva DUI y para comenzar la persecución social y judicial contra los catalanes que no somos independentistas.

 

Cabe señalar de que algunos de aquellos artículos que se declararon inconstitucionales afectaron también a los estatutos de Andalucía y de la Comunidad Valenciana, para no dar pie al fácil y recurrente comentario, mito del independentismo sobre la persecución a los catalanes y de paso aportar otro dato más con el que acabar de desmontar tan falsaria argumentación. Pero lo más curioso y asombroso de lo ocurrido en estas últimas fechas, ha sido escuchar tanto al Sr. Torra como al Sr. Puigdemont decir que iban a querellarse contra aquellas personas que lo acusaran de Nazi el primero y contra una empresa de embutidos andaluza de nombre Pig De mont al segundo.

 

Debe de ser que los independentistas tienen la piel muy fina y sensible, ante las acusaciones y los adjetivos calificativos que en función a sus actuaciones, algunas personas pueden utilizar ante ellos, o una gran imaginación ante el parecido de un logo empresarial o quizá el reconocimiento de que algunos hechos por ellos cometidos son comparables a las cerdadas realizadas por la especie porcina. Y es que la hipocresía de los hipócritas independentistas, además de no tener límites es apabullantemente obscena. Ahora resulta que ellos que han estado años y años insultándonos al resto de catalanes no independentistas como de al resto de españoles, llamándonos feixistas, fachas y otras lindezas de mal gusto, que nos han acusado a unos y a otros de robarles, de ser colonos, de ser una sociedad violenta y plena de violadores, de vagos y maleantes, y de otras tan graves y denunciables, vertidos desde sus envenenadas almas, siempre amparándose en su libertad de expresión.

 

Ahora bien cuando una cierta cantidad de personas, que ejerciendo nuestra libertad de expresión, lingüística y empresarial, poniendo calificativos a la hora de juzgar sus actuaciones, resulta que se han ofendido y hemos descubrimos esa fina y sensible piel que por norma general tiene cualquier independentista, que ante cualquier cuestión que pone en duda o deja sin argumentos su trama independentista, se enojan y entonces se acabó la farsa dels sonrieres y comienzan las amenazarnos y las denuncias a quien desde el respeto se enfrenta a ellos y pone en jaque su trama golpista. Y es que los mismos que quieren acabar privándonos a los no independentistas de nuestras libertades, son los que pretenden llevarnos a juicio por usar un determinado adjetivo calificativo a sus insultos y vejaciones hacia nosotros, denuncian hasta el simple hecho de poner a una empresa el nombre de Pig de mont, una mezcla de ingles y francés que quiere decir “Cerdo de monte” y que por lo visto al Sr. Puigemenont no le ha gustado, se ha creído ver representado en el logo de ésta factoría de embutidos y chorizos, quizá se ve perfectamente reflejado o quizá le sabe mal que ingenioso empresario sea andaluz y no un secesionista catalán y es que el egocentrismo lleva a algunas personas a verse representado en todas partes, a creerse el Dios de todas las acciones populares o empresariales.

 

Llegados a éste punto podemos deducir que tanto el Sr. Joaquín Torra, como el Sr. Carles Puigdemont tienen la piel muy fina y que su sensibilidad y criterio mental, del bien y del mal está bastante distorsionado, que es muy opuesto a como lo ven cuando son ellos quienes vierten las faltas de respeto, las acusaciones y las amenazas hacia los catalanes no independentistas, de lo que opinan cuando estas son contra sus personas, es una típica reacción de aquellos que se autodenominan tolerantes, pero que no dejan de ser unos dictadores que se esconden bajo sus trajes de falsos demócratas. Su arrogancia les ha llevado a denunciar incluso al juez Llanera, o ha exigirle al rey que no reconocen, ni respetan en actos público u oficiales, al que unos pocos de ellos han considerado como persona non grata en nuestras tierras de la que se creen dueños, que obligue al estado español a iniciar un diálogo a favor de sus interese independentistas y en las condiciones que ellos le exijan, evidentemente.

 

El pasado día 19/06/2018 fue el trigésimo primer aniversario del atentado perpetrado por la banda terrorista de ETA en el Hipercor de Barcelona, en él murieron veintiuna personas catalanas, al homenaje anual que se celebra cada año no acudió el president de la Generalitat, prefirió un acto entre coleguitas independentistas, donde seguramente andarían antiguos asesinos como Carlos Sastre asesino de Álvaro Bulto y miembro de EPOCA igual que uno de los homenajeados independentistas Jordi Sánchez, quien en su día alabó, aplaudió y defendió el atentado cometido en Barcelona No quiero ser pesimista pero ante ls correlación de hechos, mal antídoto tenemos, o quizá lo tenemos al alcance de nuestras manos y éste se llame UNIDAD y pase por la autonomía de Tabarnia, pero para ello debemos de dejar los egos a un lado, debemos de buscar la colaboración de todos los grupos y personas constitucionalistas, perder el miedo a expresarnos, no callarnos y seguir actuando ante la dictadura dels sonriures que se apoya con la represión de los CDR y sobre todo tenemos que hacerlo para defender nuestro derecho a la libertad de expresión y de libre circulación.

 

Nada de esto seria posible sin la complicidad del actual presidente D. Pedro Sánchez y de su actual gobierno y socios parlamentarios de Podemos y que a los independentistas les está dando alas sin necesidad de tomarse un Red Bull y a nosotros socialmente nos está matando sin necesidad de envenenarnos, si el gobierno central no cambia su rumbo el independentismo sólo necesita ahogarnos psicológicamente y luego continuar con la persecución ideológica que ya comenzaron hace mucho tiempo.

 

Usted no está autorizado para agregar comentarios.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s